El alivio de las nauseas del embarazo

19 febrero, 2015

No se sabe exactamente la causa de las náuseas, pero al igual que muchos otros síntomas del embarazo, se presume que la aparición de las hormonas placentarias, en especial la progesterona y la gonadotrofina coriónica, hacen que el estómago digiera con más lentitud y retenga los alimentos por más tiempo. También provocan que el sentido del olfato y la sensibilidad a ciertos olores y a ciertas comidas sea mucho mayor de lo normal.

Las náuseas y los vómitos desaparecen cuando el nivel de hormonas se regula durante el embarazo.

 

¿Cómo aliviar la sensación de náuseas en el embarazo?

 

Aunque no encuentres ningún remedio capaz de hacer desaparecer y curar de una vez por todas las molestas náuseas matinales, existen varias técnicas que pueden ayudarte a aliviar los síntomas provocados por las mismas:

  • Levantarse de la cama lentamente y no realizar movimientos  bruscos.
  • Comer un par de galletas y esperar unos minutos antes de levantarse de la cama.
  • Realizar 5 o 6 comidas al día, que ayudarán a mantener equilibrada la glucosa en sangre y no dejar que el estómago de quede vacío.
  • Consumir alimentos que sean fáciles de digerir, con bajo contenido en grasa, poco condimentados y preferiblemente fríos o templados como la pasta, las verduras o la fruta.
  • Incrementar la dieta con vitamina B6 (también llamada piridoxina) y se encuentra en los frutos secos, los plátanos, los vegetales o cereales integrales, entre otros.
  • Beber mucha agua para mantenerse bien hidratada.
  • Mantener la cocina bien ventilada, para poder despejar los olores propios de la comidas.
  • Realizar alguna rutina de ejercicios que disminuya las tensiones del cuerpo y de la mente.
  • Algunos remedios naturales específicamente formulados para aliviar las náuseas matinales, como por ejemplo el jengibre.
  • Toma tus vitaminas prenatales antes de dormir. Es mejor que tomarlas en la mañana con el estómago vacío. También pregúntale a tu médico si te puede prescribir vitaminas con menos contenido de hierro, ya que este mineral puede causar malestares estomacales.

Y si nada de lo anterior te ayuda puedes consultar con el ginecólogo la posibilidad de tomar algún medicamento contra las nauseas que sea seguro durante el embarazo.

La náuseas y los vómitos ocasionales no son perjudiciales para tu salud ni la del bebé, siempre y cuando toleres algo de alimentación y la hidratación sea adecuada pero si los vómitos persisten y no toleras ni alimentos sólidos ni líquidos durante más 24 horas, debes acudir al hospital.

 

Ana Tejeda. Matrona


Déjanos un comentario