Etapas del parto y el nacimiento en un parto vaginal

5 octubre, 2011

Dilatación

Etapa 1: Dilatación precoz

Esta etapa suele ser la más larga, pero la menos dolorosa. Puede durar horas o días sin que se produzcan contracciones perceptibles o dolorosas. Se produce el borramiento de cuello uterino y se alcanzan los 3 cm. de dilatación.

Los síntomas más habituales son, dolor de espalda asociado o no a contracciones, cólicos parecidos a la menstruación o la expulsión del tapón mucoso.

Observa si las contracciones son frecuentes. Si transcurridos 30 min las contracciones han disminuido o no son perceptibles, puedes seguir con tu rutina diaria, pero si las contracciones se intensifican y son mas frecuentes debes acudir al hospital.

Etapa 2: Dilatación activa

Las contracciones cada vez son mas intensas y frecuentes, el cuello uterino se dilata de 3 cm. a 7 cm. En esta etapa es cuando la mujer ingresa en el paritorio y se le realizará una monitorización fetal casi continua.

También es el momento en el que se ofrece distintas alternativas para aliviar el dolor, como la aplicación de calor en la zona lumbar, oxido nitroso o anestesia epidural.

Etapa 3: Dilatación de transición.

La dilatación del cuello uterino alcanza los 10 cm. ó dilatación completa. Puede parecer que las contracciones no terminan de desaparecer por completo y suelen ir asociadas a sensación de pujo. Es una etapa corta, sobre todo en las mujeres que han tenido más hijos.

 

Expulsivo

Es en esta fase cuando se produce el nacimiento de bebe y para ello se necesita la ayuda de la gestante, que hasta ahora había tenido una función pasiva durante la dilatación.

Es fundamental que la mujer empuje con cada contracción para facilitar la salida del bebe por el canal del parto. Las contracciones se van a distanciar, pero van a ir acompañadas de una fuerte sensación de pujo. Es la parte más intensa y que requiere mayor esfuerzo.

 

Expulsión de la placenta

Lo más duro ya ha pasado, pero todavía queda alguna cosa por solucionar. Ahora hay que esperar a la salida de la placenta, que puede tardar de 2 a 30 min. en desprenderse. Normalmente lo hace de manera espontánea, se notan leves contracciones uterinas que hacen que el útero se contraiga y expulse la placenta hacia el canal vaginal. Una vez ha salido, el útero va a contraerse intensamente para disminuir la hemorragia materna después del parto.


Para mas información consulte sobre nuestros cursos intensivos de Educación Maternal y Preparación al Parto