Explicación de la prematuridad

19 septiembre, 2011

Llamamos parto prematuro a aquel que tiene lugar antes de la semana 37 de gestación.El parto prematuro a veces puede frenarse con una combinación de medicamentos y reposo.

En España, un 10% aproximado de los bebes nacen prematuramente y estos tienen un riesgo mayor de necesitar hospitalización y de tener problemas de salud a largo plazo, comparados con los bebes nacidos a término.

¿Cuál es la causa de los partos prematuros?

No hay una única causa, suele ser un conjunto de factores de riesgo entre los que podemos incluir:


Son también más comunes en mujeres con un nivel sociocultural bajo, con escaso control de la gestación o que pueden sufrir violencia de género.

¿Cuáles son las señales de un parto prematuro?

Es importante recordar que el parto prematuro es aquel que tiene lugar entre la semana 20 y 37 de gestación. Estos son los síntomas:

    • Contracciones regulares cada 8-10 minutos o menos, que hacen que se endurezca la tripa y pueden ser dolorosas o no.
    • Calambres parecidos a los de la menstruación.
    • Dolor o presión en la parte baja de la espalda.
    • Presión o dolor en la pelvis, muslos o ingles.
    • Flujo rosado o pardusco continuado de la expulsión de un tapón mucoso.
    • Sensación de que su bebe está empujando hacia abajo.

¿Cómo se puede prevenir?

En el 50% de los casos de partos prematuros se desconoce la causa y por tanto no se va a poder evitar.

No obstante hay algunas medidas que reducen el riesgo de un parto prematuro:

    • Realizar un buen control del embarazo.
    • Evitar el consumo de tabaco, cocaína, alcohol o fármacos sin receta médica.
    • Control y tratamiento de posibles infecciones urinarias o del tracto vaginal
    • Y seguir los consejos del ginecólogo o matrona en lo referente a las actividades que requieran mucho esfuerzo.

¿Cómo se actúa ante un parto prematuro?

Es importante una atención médica rápida, dado que el tratamiento puede detener o retrasar el parto prematuro. Si presenta alguno de los síntomas mencionados anteriormente debe acudir al hospital.

Para ver si el parto se ha iniciado realmente, su médico le realizará un tacto vaginal que le dirá si el cuello uterino ha comenzado a dilatarse. También pueden realizarle una ecografía vaginal o un test de fibronectina. Además también se puede realizar un registro cardiotocográfico para ver el número e intensidad de contracciones.

Si los exámenes muestran que se ha iniciado el trabajo de parto, el tratamiento consiste en administrar fármacos que relajan el útero y pueden detener las contracciones (tocolíticos). No se aconseja su uso prolongado pero nos permitirá el retraso del parto un par de días para que dé tiempo a la administración de 2 dosis de corticoides que aceleran la maduración pulmonar del bebe reduciendo así los riesgos de complicaciones al nacer. Estos medicamentos solo se recomiendan si la gestación es menor de 34 semanas.


Para mas información consulte sobre nuestros cursos intensivos de Educación Maternal y Preparación al Parto