Importancia del Calcio en el embarazo

13 septiembre, 2011

Durante el embarazo la necesidad de Calcio es mayor, modificándose su metabolismo para mantener la densidad ósea de la madre y la formación de los huesos del bebé.

La dosis recomendada que una gestante debe consumir es de 1000 miligramos del calcio diarios. Cuando una mujer no obtiene suficiente calcio a través de la dieta, el cuerpo adquiere el calcio de los huesos y puede debilitarlos y dar lugar a osteoporosis (perdida de masa ósea).

Los productos lácteos, como la leche, el yogur, la cuajada o los quesos, son la mejor fuente de calcio. Se pueden considerar otras fuentes de calcio el sésamo, los frutos secos, o las legumbres. También se encuentra en pescados enlatados como sardinas y salmón. Y en cantidades más discretas en las coles, el brécol o las espinacas.

Para conseguir la dosis recomendada de calcio se deben tomar 2 vasos de leche baja en grasa y 1 yogurt al día. Además de una porción de 100 gr. de queso. Y realizar una dieta rica en legumbres y pescado azul (salmón, atún, etc.)

Si tu dieta es variada y contiene una buena cantidad de productos lácteos, no es necesario tomar ningún suplemento.


Para mas información consulte sobre nuestros cursos intensivos de Educación Maternal y Preparación al Parto