Oposiciones y pruebas fisicas

19 enero, 2011

Sacarse unas oposiciones para ser empleado del estado siempre es algo complicado. Sobre todo si a la prueba teórica sumamos las pruebas físicas que se requieren para ser bombero o policía. Estas pruebas físicas comprenden ejercicios de potencia, fuerza, resistencia, agilidad, velocidad, destreza…, dificultando que una persona con buenas aptitudes físicas sea capaz de mostrar un alto rendimiento en todas. Por eso es necesario en la mayoría de los casos realizar un entrenamiento adecuado a cada persona para mejorar en aquellas pruebas que peor se lleven. A menudo el tiempo del que disponen los opositores para llevar a cabo estos entrenamientos es limitado, bien sea porque han empezado tarde a prepararse, porque trabajan y/o porque tienen que estudiar el temario teórico de la oposición, por lo que será importante optimizar al máximo la preparación.

Es común pensar que haciendo ejercicio se consigue mejorar en todas las aptitudes, siendo esto un error muy grave que provocara el fallo en alguna de las pruebas. Si se quiere trabajar ejercicios en los que el tiempo de ejecución es muy corto, por ejemplo en el salto vertical, deberemos de ejercitarnos de la misma manera, es decir, no tiene sentido trabajar repeticiones largas que aumenten la resistencia muscular. Deberemos realizar ejercicios basados en trabajar la potencia haciendo series muy cortas y pliometría. Por otro lado si queremos mejorar en la carrera de 2000 metros no tendrá sentido hacer solo un trabajo con cargas en el gimnasio, será necesario trabajar la capacidad aeróbica y sin duda la anaeróbica mejorando la resistencia al acido láctico.

Por estos motivos os ofrecemos la posibilidad de preparar todas o alguna de las pruebas con nosotros. Basándonos en los principios y teorías del entrenamiento deportivo junto con la experiencia en este campo facilitaremos el alcance de estos objetivos y reduciremos los tiempos de entrenamiento.