Archivo para diciembre, 2010

Presoterapia

diciembre 15th, 2010

Indicaciones y beneficios
La presoterapia es un método terapéutico utilizado en fisioterapia y medicina estética, que utiliza la presión de aire para realizar un drenaje linfático. Entre los beneficios de la presoterapia, se destacan el tratamiento de edemas, la corrección de alteraciones en el sistema circulatorio y la posibilidad de eliminar la celulitis, reducirla y prevenir futuras formaciones de celulitis.

El tratamiento de presoterapia se suministra a través de unas “botas” (especiales para la presoterapia) que recubren las piernas y glúteos, el abdomen o los brazos según la zona que queramos tratar, a través de las cuales se realiza sobre el cuerpo una presión alterna en forma ascendente. A través de estas ondas de presión, la presoterapia estimula el sistema circulatorio, generando un drenaje linfático y contribuyendo así con la eliminación de líquidos, grasas y toxinas que generan la celulitis, edemas, linfoedemas y trastornos venosos como las varices.

A pesar de que se suele relacionar a la presoterapia con un tratamiento contra la celulitis, es mucho más que un tratamiento estético. La mejoría estética es solo una consecuencia de los beneficios médicos, mejor dicho la celulitis el edema o las piernas varicosas son el resultado de un problema clínico sobre el cual actúa la presoterapia.

La presoterapia logra reactivar el sistema circulatorio, aumenta la oxigenación del cuerpo, estimula el sistema inmunológico y tonifica los músculos. Además de estos beneficios médicos, encontramos entre sus ventajas estéticas que la presoterapia elimina la celulitis, previene la formación de nueva celulitis, y modela y reafirma glúteos y piernas.


A quién va destinada la presoterapia
Podemos distinguir dos grandes grupos:
Médicos: para resolver trastornos del sistema circulatorio de retorno (linfoedemas, edemas postraumaticos), eliminar várices o edemas, o tratar problemas de vascularización o de irrigación que surgen en un postoperatorio (por ejemplo, la presoterapia se suele aplicar no sólo en piernas y glúteos, sino también en los brazos de alguien que ha pasado por una masectomía).
También esta indicada durante el embarazo (uno de los pocos tratamiento que no esta contraindicado) , siempre bajo supervisión medica para evitar la formación de celulitis o para reducir edemas o pesadez en las piernas

Estéticos: entre estos casos, el más común es el tratamiento de la celulitis y de la obesidad, la presoterapia ayuda a modelar y tonificar el cuerpo, evitar la retención de líquidos, eliminar celulitis y evitar la flaccidez.

También se recomienda el uso de la presoterapia a quienes se realizan una liposucción,
Al servir para tonificar, la presoterapia se está comenzando a utilizar como complemento para deportistas.

Con esta presión ejercida hacia el centro, se realiza un masaje, a través de la presoterapia, que empuja al líquido linfatico (moléculas proteicas y líquido inersticial) desde la región distal del miembro tratado (brazo o pierna) hacia la axila o la ingle, donde se encuentran los vasos linfáticos, conductos por los cuales el cuerpo elimina el exceso de líquidos y de retenciones no deseadas, que conforman el llamado sistema circulatorio de retorno. Es a este proceso que se lo denomina drenaje linfático.

Al mismo tiempo, al devolver los líquidos y excedentes linfáticos al sistema circulatorio de retorno, el drenaje linfatico realizado mediante presoterapia logra drenar el sistema venoso interno, evitando la aparición de várices y de otros trastornos relacionados.

Este proceso debería suceder en forma natural, pero existen trastornos que lo bloquean, por lo tanto, la presoterapia es una forma de ayudar, mediante la presión que genera un drenaje linfatico, a que el cuerpo elimine los líquidos de deshechos presentes en los tejidos, mejorando la circulación y eliminando edemas, hinchazón, retención de líquidos y celulitis, ya que ésta se produce por la acumulación excesiva de tejido adiposo.

Contraindicaciones de la presoterapia
Principalmente, para pacientes que padezcan trastornos circulatorios y cardíacos:
– trombosis venosa profunda
– tromboflebitis superficial
– insuficiencia arterial periférica grave
– insuficiencia cardíaca,
– ni marcapasos.
– Pacientes oncologicos(a no ser que su medico se lo recomiende)
– Hipo o hipertensión
– Infecciones cutaneas, o infeccion en la zona que se va a tratar.


Categorias: