Esqui: Evitar lesiones entrenando mejor

1 noviembre, 2009

Está a punto de comenzar la temporada de esquí y todos estamos deseosos de poder disfrutar de las primeras bajadas con la nieve en plenas condiciones, sin embargo en ocasiones esas primeras bajadas pueden ser las últimas.

Muchos de los practicantes del esquí solo realización esta actividad durante el año, es decir el resto del año practican nada u ocasionalmente alguna actividad física. Esto nos confiere un estado muscular, propioceptivo y coordinativo de acuerdo con las actividades diarias pero no con una actividad como el esquí. Esto facilita que a la hora de comenzar a esquiar podamos sufrir diferentes lesiones óseas, articulares o musculares que nos obliguen a una media o larga recuperación.

Lesiones más comunes a evitar:

• Rotura o esguince del ligamento cruzado anterior (más típico) o posterior
• Rotura o esguince del ligamento lateral interno (más típico) o externo
• Condromalacia rotuliana
• Tendinitis rotuliana
• Fractura de menisco
• Fractura de meseta tibial
• Fracturas en miembros superiores por caídas
• Luxaciones y subluxaciones (hombro, articulación acromioclavicular, codo)

Objetivos para evitarlas:

• Aumentar el volumen muscular
• Mejorar la coordinación neuromuscular
• Mejorar la coordinación intramuscular
• Mejora de la propiocepcion articular
• Mejora de la resistencia muscular
• Mejora del equilibrio

Herramientas:

• Trabajo con pesos libres
• Trabajo de la musculatura muscular extensora y flexora del miembro inferior en condiciones de transferencia con la técnica del esquí
• Trabajo de propiocepcion de miembro superior e inferior con superficies inestables
• Trabajo outdoor para la mejora de la resistencia muscular
• Fisioterapia